Si sos como yo la idea de hacer balances no te entusiasma. No te divierte. Y de sólo pensarlo hasta te agobia.

También puede pasarte (como a mi) que no ves la hora que comience el año entrante como declaración de “año nuevo, vida nueva”. Te sentis cansado y necesitas un “reiniciar”.

Sucede que si tenes un exigente interior encontrarás fácilmente espacios para la crítica y ¿A quién puede entusiasmarle sentirse criticado?

Por eso, en el video de hoy, te cuento una manera muy efectiva de cerrar el año. Dónde vas a poder alegrarte de lo que anduvo bien (es mucho más de lo que imaginas) y repensar lo que no te gustó, lo que experimentas como “negativo”. Poner punto final en lo necesario y dejar puertas abiertas para encarar un 2019 de crecimiento y satisfacción. 

Hacer un balance y un cierre es necesario. Nada va a cambiar si seguimos en las mismas acciones y hace falta verlas, hay maneras efectivas para que hacerlo no sea un bajón. De eso se trata esta semana.

¡Dale play al video! y descargá la hoja de ejercicios para hacer balance poderoso.

También te recuerdo que el año entrante puede ser un regalo desde el día uno si tomas la decisión de que así sea. Si sostenes la intención y el foco. Para eso diseñé el Programa (100% online) ¡Este es mi año! dónde de manera grupal y divertida aprenderemos a andar un camino de satisfacción, alegría y crecimiento durante todo el 2019.
Tiene precio super especial hasta el 31 de diciembre. Si queres reservar tu plaza y garantizarte un año increíble reservá tu lugar acá > Si. ¡Este es mi año! Quiero mi plaza

Nos vemos dentro,
Un abrazo

Gabrielle